El Carligto

EXPERIENCIAS DE LUJO PARA CALMAR EL ALMA Y ENCENDER LOS SENTIDOS

La villa se ha construido sobre un antiguo cortijo, en línea con su herencia rústica, pero sin dejar atrás un estilo y elegancia que combina con la modernidad y una comprometida atención al detalle. Tapices de Suzani bordados a mano, antiguedades seleccionadas con mimo, chimeneas interiors y exteriors, todo ello conforma un telón de fondo perfecto donde la tranquilidad y relajación están a la orden del día.

El Carligto tiene 4 habitaciones dobles, adornadas con mobiliario a la medida, así como ropa de cama muy colorida y confortable. 2 de las habitaciones son suites, donde la habitación principal conecta con otra a través de un pequeño pasillo en forma de arco, e incluye un baño de estilo hamman, terraza y ducha exterior. También hay un baño aparte.

La piscina seduce desde el primer momento: con una cocina exterior al lado, las sombras de eucaliptos o palmeras bajo los que resguardarse, o la cabaña-spa del jardín. Dejarse llevar en la piscina bajo el sol de Andalucía junto a la piscina, y con inigualables vistas sobre las Colinas cercanas que terminan confundiéndose en el mar mediterráneo, es una experiencia inigualable.